Placerosofía by Míos!

Lujo accesible por España. Placeres que podemos descubrir dentro de nuestro país

A menudo asociamos las experiencias de lujo con planes caros y poco accesibles a nuestro bolsillo, pero si nos paramos a pensar, podemos encontrar verdaderas maravillas dentro de nuestro país. Si algo nos ha enseñado la etapa que estamos viviendo actualmente, es que tenemos un montón de paraísos accesibles a tiro de piedra que nos harán disfrutar de uno mismo y los suyos. En definitiva, formas de darse pequeños caprichos a la altura de una gran experiencia.

A continuación, os voy a contar cinco de mis planes favoritos para desconectar y disfrutar de la vida con pequeñas cosas que se convertirán en grandes:

  1. Avistar aves o cetáceos en Málaga.

Aunque muchos pensemos que debemos ir a un clima tropical para poder ver flamencos, cierto es que podemos ir a la Reserva Natural Laguna de Fuente de Piedra, situada en Málaga para verlos. Allí se encuentra la mayor colonia de Flamencos de la Península. La mejor época para poder disfrutarlos en plenitud es en primavera, pero estoy segura, que nos pondrán los pelos de punta en cualquier época del año.

¡Toma nota! Puede quedar una foto en Instagram de lo más original. Tus amigos pensarán que te has ido de viaje por el mundo.

  1. Disfrutar de un paseo en barco por la Albufera de Valencia.

Por un precio no superior a cinco euros por persona, puedes disfrutar de un atardecer de ensueño en el Parque Natural de la Albufera. Si lo que buscas es desconexión y poder disfrutar de ti mismo, estoy segura de que podrás conseguirlo entre la paz de sus aguas y los últimos rayos del sol desapareciendo en el horizonte. Eso sí, tú decides si hacer el plan solo o acompañado, que también podemos disfrutar de nosotros mismos sin nadie que nos acompañe. ¡Cuidado! Hay muchas pedidas de mano y puedes ser él/la siguiente.

  1. Desconexión en el Parque del Retiro de Madrid.

Llega septiembre y con él la vuelta a la normalidad. Muchas veces necesitamos escapar del bullicio de la gran ciudad, el tráfico… y desconectar entre la naturaleza. El Retiro tiene algo especial, dentro de él consigues evadirte de los sonidos que emana la ciudad y, además, en pleno centro. ¿Se te ocurre mejor plan que tirarte en el césped del Retiro y disfrutar de un buen libro que devorar con unos riquísimos Mios de Risi? Y ya que estamos, os recomiendo mis favoritos: los chips de maíz y chía. Compuesto sólo por ingredientes naturales y con un toque especial de sal marina.

  1. Mirar el mar desde el nombrado “Banco más bonito del mundo” en Loiba.

Hace unos años fue nombrado el banco más bonito del mundo, por lo que se hizo viral y no hay persona de la zona que no tenga una foto en él. Está situado en los acantilados de Loiba y ofrece una impresionante panorámica que va desde Cabo de Estaca de Bares a Cabo Ortegal. Tuve el placer de comer en él un día que estaba vacío y, sin duda, se convirtió en uno de los lujos más impresionantes que pude vivir.

5. Cruzar el puente de Triana en Sevilla.

Cada vez que visito Sevilla me reitero, es una de las ciudades más bonitas y con más encanto en la que puedo estar. Si me dicen cuál es mi estampa favorita dentro de España es, sin duda, el puente de Triana con el barrio de fondo. Puedo pasarme horas tirada al sol en la explanada que hay debajo de él y cruzarlo de un lado a otro. Sevilla, sin duda, tiene un color especial y es mi capricho favorito, ya que cualquiera de mis seguidores sabe que una vez (o mil veces) al año desconecto viajando allí.

Estoy segura que en España hay cientos de experiencias de lujo que podemos vivir y, muchas veces, al lado de casa. Tenemos que darle importancia a las cosas que nos hacen feliz y, de vez en cuando, darnos un capricho.

 

By Carlota Núñez
@duulcedeleche

Compartir en:
Menú